h1

Un paseo por los laboratorios de Apple

octubre 20, 2012

Apple Test Labs 1

Inmediatamente después de la conferencia de hace unos días, algunos de los medios que fueron invitados a la misma pudieron realizar un pequeño tour guiado por los laboratorios de Apple en Infinite Loop (la calle donde está situada la sede de Apple en Cupertino, California).

Entre estos medios se encontraba Engadget que, al no estar autorizada a realizar fotografías o grabar vídeo, nos describe el recorrido con todo lujo de detalle (para haceros una idea más acurada, podéis ver el vídeo que ha colgado Apple en su web):

Después de que Jobs acabase con su presentación, fuimos conducidos por los Relaciones Públicas de Apple a través del centro del campus de Infinite Loop -una experiencia nueva para nosotros, ya que nunca nos habíamos adentrado más allá de los pequeñas salas de conferencias de la compañía-. Una vez todos los asistentes estábamos reunidos (compañeros como Jason Snell de Macworld, John Gruber de Daring Fireball, y otros periodistas de prensa generalista como Wired, USA Today y the New York Times), fuimos guiados más allá del campus (cruzando la calle) a un edificio separado. Después de una serie de dobles puertas y largos pasillos, entramos en un gran laboratorio a rebosar de equipos para tests y grandes mesas cubiertas por misteriosas mantas negras (no, no pudimos mirar qué había debajo). Esperándonos se encontraban Phil Schiller, Greg Joswiak, Bob Mansfield, y el ingeniero Rubén Caballero.

Apple Test Labs 3

Nuestro grupo empezó la visita en una habitación de acero -bastante pobre para lo que se podría esperar de Apple- rodeada de cubos de aluminio gigantes (unas de las 17 cámaras anecoicas que usa la compañía para las pruebas de radio), allí también se encontraba un pequeño ejercito de representantes de Apple. Rubén empezó explicándonos que los laboratorios solían ser secretos incluso para los empleados de Apple -se referían a ellos como los “laboratorios negros”-. También nos informó que había 30 ingenieros trabajando en ellos, estos ingenieros eran expertos en sus campos y todos tenían un Doctorado en física, telemetría y todo tipo de artes oscuras que permiten a la compañía desarrollar y testear continuamente tecnologías inalámbricas. Pasamos al lado de una de estas extrañas cámaras, una caja recubierta de un material que, en conjunto, se asemejaba al pico de un pájaro. Rubén nos informó que esa cámara en particular nos costaría $1.2 millones de dólares americanos. Dentro, la habitación estaba cubierta de pequeñas pirámides hechas de espuma amortiguadora de sonido y señal, y también había un iPad colocado en un mecanismo rotatorio que se usaba para tener una idea de cómo sería el rendimiento inalámbrico en cualquier ángulo. Esto era un test pasivo, opuesto a los activos, que necesitan de humanos e interferencias reales (hablaremos más sobre esto en un momento), y estaba siendo controlado por Macs corriendo… Windows XP. Cuando preguntamos por qué aún estaban testeando el iPad, Bob y Rubén se rieron “hemos estado haciéndole pruebas al iPad desde hace muchos años”, entonces Rubén sonrió y nos ofreció una explicación sobre cómo continuamente testean sus productos incluso después de que ya hayan salido a la venta.

Nos enseñaron otra cámara donde un iPhone rotaba a intervalos, incrustado en un cubo de Poliestireno extruido. Los paneles de la antena también rotaban, mientras la antena, sujeta a un brazo mecánico (era la que daba la señal, así que la prueba era de medición activa), variaba su posición periódicamente. Estaríamos mintiendo si no os dijésemos que nos perturbaba un poco, parecía un artilugio sacado de la película Saw. Según nos comentó Phil, eso que estábamos observando era “el laboratorio para hacer estudios de radio frecuencia más avanzado del mundo“.

Existía una progresión en la visita, puesto que cada cámara que nos enseñaban introducía un poco más de variación e interacción humana, lo que nos lleva a la tercera habitación: “el salón del trono” o la “sala Stargate” como Rubén nos dijo que la llamaban allí, en Apple. Y realmente se parecía a algo sacado directamente de una película de ciencia ficción. Esencialmente, esta habitación es usada para testear la señal en 360º con un sujeto aguantando o usando el terminal. La estructura circular que rodea la silla está punteada con pequeñas antenas y lo que éstas hacen es decirle al tester si la señal ha sido bien recibida o no a lo largo de toda la circunferencia en esa posición. No os podéis llegar a imaginar como de aisladas están estas cámaras. Llamarlas habitaciones muertas no sería desacertado. Habíamos estado con anterioridad en habitaciones similares, pero esto eran básicamente ataúdes de espuma. En esta cámara uno de nosotros preguntó sobre cuánto tiempo tomaban los tests estándares, pero la gente de Apple se puso un poco a la defensiva en este punto -no nos querían decir cuánto tiempo le dedicaban a testear productos en particular-. Incluso cuando presionamos para obtener una duración “general” de un producto sin concretar, no recibimos ninguna respuesta por su parte. La compañía nos dijo que los productos eran sometidos cada uno a un experimento de un mínimo de 24 horas, pero eso no nos da información para hacernos una idea de el testeo a largo término.

Apple Test Labs 2

Rubén y el resto del personal nos condujeron a otro pasillo en un laboratorio separado donde más tests de interferencias estaban siendo realizados usando “cabezas” y “manos”. Las cabezas estaban hechas de plástico relleno con un líquido que era una mezcla que replicaba los contenidos de… bueno, tu cabeza. Las manos estaban hechas de una especie de goma-espuma -Rubén aclaró que no era un “estándar”, refiriéndose a que la FCC no lo regulaba- y eran usadas para testear interferencias en diferentes posiciones. En la misma habitación se encontraba un “pie” de $20,000 hecho a medida que era usado para los test de radio en el Nike+. Entonces, fuimos llevados a una estación de trabajo donde las entrañas de un iPhone estaban siendo exhibidas en dos monitores gigantes -escaneaban el terminal mediante una Tomografia Computerizada-. Rubén nos explicó que cuando buscas un problema en un terminal, abrirlo cambia lo que sucede en su interior, así que Apple había instalado un escáner TC para mirar dentro sin alterar los resultados que se producirían si lo abriesen.

Finalmente, salimos al exterior y pudimos echarle un ojo a una camioneta repleta de instrumentos en la cual los testers de Apple salían a la calle. El vehículo estaba equipado con numerosas estaciones para esas “cabezas” y “manos” que vimos, también había lugar para testers -humanos- que se llevaban los terminales al mundo real para obtener resultados. Hasta este punto, como el tour entero era para demostrar que Apple se toma muy enserio los tests con sus antenas y las comunicaciones inalámbricas, no había ninguna pregunta y lo entendemos: ha habido mucha gente sugiriendo que Apple simplemente no le hizo pruebas a su teléfono antes de sacarlo al mercado. O que que fueron tan cabeza-huecas que solo testearon los terminales en esas fundas especiales para llevar el teléfono a los bares, no pudiendo percatarse del problema de antena. Pero vamos a ser honestos -esto es una compañía multi-millonaria que ha estado haciendo aparatos inalámbricos desde hace mucho, mucho tiempo. Éste no es su primer teléfono, es el cuarto, y a pesar de que han habido problemas con la recepción de sus modelos previos, nada sugiere que Apple no haya trabajado con diligencia en el desarrollo de los mismos. La verdad es que, nosotros no necesitábamos el tour para entenderlo, pero es posible que cierta gente lo necesite.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: